miércoles, mayo 27

Cuando el viento sopla, dibujos animados para adultos

     Los dibujos animados son para niños. Esta idea está grabada a fuego en la mente de muchas personas hoy en día. Por más que se diga que no, es el pensamiento que más predomina. Y hace años, más aún.

     Aún recuerdo aquella tarde de verano. Tendría yo unos ocho o nueve años, y en la televisión autonómica habían anunciado una película de dibujos animados para las cuatro de la tarde, un rato después de comer. Me dispuse a coger unas golosinas y prepararme para ver dibujos. Siendo niño, una tarde de verano con dibujos animados, es un winner combo.

     Menuda película, y menudas ganas de llorar. Por culpa de esa idea preconcebida, lo pasé fatal unos días. Puedo decir con conocimiento de causa, que los que preparaban la programación (y hoy en día sigue siendo igual, programando basura en horario infantil) eran unos auténticos ignorantes destrozainfancias. Habían programado esta película.


Película: Cuando el viento sopla

 Película cuando el viento sopla animación 1986 drama nuclear ancianos ante la guerra USA URSS bomba atómica atomic bomb thermonuclear war
Título: Cuando el viento sopla
Director: Jimmy Murakami
Año: 1986


     Por más que la estética de la portada y de los dibujos sea naïf (estilo pictórico con estética infantil e ingenua), el tema y la dureza de la obra es inversamente proporcional a su presentación. Mirad la portada: qué caritas que tienen los ancianos, qué estética más infantil y qué colorido. Pues imaginad el tema: El horror de una guerra nuclear. Ahí es nada.

     Una historia de amor, dolor, angustia y sufrimiento de una entrañable pareja de ancianos. Personas simples y tranquilas, en sus últimos años de vida, que comparten una vida apacible y se hacen mutua compañía. Tranquilos en su casita en el campo, escuchan las noticias por la radio y lo que oyen se les hace lejano y extraño. Cuando llega el conflicto, cuando el viento sopla, ya es tarde.

     No es una película que te mueve por dentro. Más bien te tira al suelo y te da una paliza. Que ojo, lo más duro de la película no es la temática que toca, sino lo que hay detrás. El creador Raymond Briggs ilustró esta historia antibelicista dirigida por Jimmy Murakami.


     Como comentaba al principio, es una película muy dura, pero vale la pena verla, aunque no es para niños. Mezcla de animación clásica y stop-motion, ternura y dureza, contrastes contínuos y un relato simple. La banda sonora, muy buena, por cierto.

Lo mejor: El contraste entre la estética y el mensaje. Lo que hay detrás.
Lo peor: Que a día de hoy, aún haya gente que asocie dibujos con infantil. ¡cuidado con Urotsukidoji!

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada